Liberty Island

No me gusta hablar de los momentos en los que no nos sentimos bien, pero son tan reales como la vida misma. Momentos como mostró hace poco muy gráfica y genialmente una madre recién parida con su mega compresa de después de dar a luz. Así son las cosas, de lo más maravilloso del mundo, puedes encontrarte en situaciones  de lo más incómodas, a veces más perdida y dolorida que nunca, o en situaciones nuevas y que aunque aparentemente por fuera todo parezca maravilloso, no siempre nos sentimos así por dentro, así somos de vulnerables y espectaculares a la vez.

Pero quería hablar sobre esto porque a todos nos pasa y compartir lo que a mi me ha aliviado y ayudado es un honor para mi, un sosiego y hasta un descanso. En nuestros peores momentos, vengan cuando vengan, se enciende el modo de supervivencia dentro y fuera y cada uno hace lo que puede; muchas veces todo pasa hasta inadvertido al resto del mundo, pero dentro nuestro hay un huracán. Yo después de muchos tumbos elegí que mi manera para salir a flote, era entrar. Y no supe muy bien cual sería el resultado hasta que vi las cosas que era capaz de hacer que salían de los más profundo y puro de mi, por pequeñitas que fueran, eran verdaderas. “The only way out is in”. Este quote de Junot Díaz lo define a la perfección, porque al final no puedes escapar, nunca puedes.

Por eso hay dos preguntas esenciales que nos tenemos que hacer en algún momento, que suelen ser en los duros, sino es que ni te enteras… ¿Quien soy y que es importante para mí? Y no saber la respuesta tiene que hacerte preguntarte cosas, porque son de las preguntas más importantes que nos podemos hacer. Y a raiz de ellas vienen más… ¿Quien es importante para mi y porqué? ¿Como debo interactuar con las personas importantes para mí para que se sientan apreciadas y disfruten de lo mejor de quien soy? ¿En que tipo de persona tengo que convertirme en para ser feliz con como trato a los demás? Porque sino tienes claro estas cosas, tu integridad se tambalea. Cuando aliniamos y hay armonía entre lo que pensamos y lo que hacemos y nuestros valores y prioridades en la vida, es cuando la disfrutamos a tope y súper satisfechos con nosotros mismos.

Con los alumnos de 7th grade este año preparamos una unidad de Health sobre Who Am I? and Who Are The They in your life?  Me encantó darla y que los alumnos empezaran a preguntarse estas cosas, aunque por ahora sea más de cachondeo… y es que cuando empezamos a ser concientes de todo esto (cuanto antes mejor) viviremos y amaremos en congruencia con nuestra más alta humanidad. ¿Y para que estamos aquí si no es para eso?

Lo difícil y complicado que es esto… Y más delicado aún cuando pasamos los momentos más duros, porque la tentación de romper con lo que somos y con nuestra integridad y comprometer quienes somos, en lo que creemos y lo que sabemos que está bien y que es verdad, esta ahí más que presente. Aparece la oportunidad de ser débiles, de coger el camino más rápido y  fácil y de actuar sin corazón y se toma. Nace un impulso de ser cruel, engañar y olvidarnos de nuestros sueños, de lo que importa y de nuestras convicciones morales más altas cuando más cuenta…

Lo que sí tengo claro es que no tenemos que esperar a ser perfectos o a estar perfectamente dentro o fuera para nada de nada, el momento perfecto para lo que sea es siempre ahora.

Yo reconozco que he callado mi voz muchas veces cuando tenía la oportunidad de brillar y que he escondido quien soy de verdad a expensas de crecer y ser auténtica otras tantas. Reconozco que infinidad de veces he dejado que la desilusión se apoderase de momentos o de mi día, solo por no sentirme bien. Reconozco haber hecho un hábito de no ser yo misma. Reconozco no haber compartido las cosas importantes para mi con quien quiero. Luego pienso y me recuerdo a mi misma que nuestros pensamientos y acciones de hoy son nuestro legado del mañana y el ejemplo que doy a mis hijos con ello. Se que todo lo que hacemos, todas nuestras acciones una a una forman la estructura de nuestra vida….bien recta o torcida, y para que sean de línea recta hay que actuar en consecuencia con quien somos y lo que pensamos y ser responsables de lo que hacemos al igual que de lo que no hacemos y debiéramos hacer.

Ser fiel a nuestra forma de ser y valores y afrontar cada situación con integridad y generosidad es mi objetivo total, así que cuando llegue la siguiente tentación de ser débil o de romper mi integridad, no la cogeré. Me mantendré fuerte porque nuestra libertad personal y la esperanza de este mundo está en nuestro compromiso de ser verdaderos a nosotros mismos, a nuestra palabra, a nuestros sueños, nuestra bondad y por supuesto a nuestra naturaleza más pura y original, el amor que llevamos dentro. Ese es mi compromiso a mí misma y a mis hijos. Haciendo esto nos convertimos en personas sólidas, completas, de valor, de carácter y valientes. Libres para construir una vida de la que estaremos orgullosos.

Y por ello rezo para todas las personas que quiero, para todo el mundo y para que yo misma sea capaz de llegar a esto. Por lo menos ya tengo claro hacia donde mirar y de donde sale todo. Cada día me entusiasmo un poco más sintiendo quien soy, donde estoy en el camino y en crear momentos verdaderos y cada día mejorar el arte de experimentar esta vida. Sin duda el espíritu de donde estoy ahora físicamente me ha invadido como a los millones de inmigrantes que vinieron a América sin nada, solo sabiendo que su corazón era libre y que había que ser valiente para seguirlo.

Ana

Written at Liberty Island, NY

Acerca de madretrabajadoracreativa

¡Soy una enamorada de la vida! No hay cosa que más me guste que sonreir, ser positiva, hacer reir, buscar el lado bueno y no parar de hacer cosas. Tengo cuatro hijos preciosos, tres niñas y un niño, y un marido al que adoro. Me apasiona el deporte, en especial el voleibol, el fútbol y correr. Soy muy activa, y lo que más me relaja es dar masajes y cocinar, pero dulces solo...llevo haciendo bollos y tartas desde los 11 años en casa! La moda me fascina también, no tanto seguirla, sino ver qué le sienta mejor a cada persona en un momento y situación distinta, me divierte imaginar y pensar qué le quedaría bien. Tengo buen ojo para eso y suelo acordarme mucho de las personas viendo lo que les sentaría genial! Y por supuesto viajar, me considero una persona multicultural por haber tenido la suerte de vivir en distintos países desde niña, de viajar y de tener amigos repartidos por todo el mundo. Creo que la vida son experiencias y viajar y conocer culturas distintas te abre los ojos y el corazón. Me seducía el mundo del blog por tener la oportunidad de compartir y contar trucos, novedades y vivencias con muchas personas, que a mi me han servido o me entretienen. ¡Así que allá voy! ¡A divertirme! Besos de una madre, trabajadora, activa, divertida, creativa e imaginativa. Aquí teneís mi mail para cualquier consulta: baezaana@yahoo.com Ana Baeza Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Esta entrada fue publicada en Feel good. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s