Your mountain

IMG_6743 IMG_6761

IMG_7297IMG_7260

Porque precisamente subir una montaña es subir hacia un lugar desconocido, es por lo que es un gran reto. Y no solo lanzarse a subirla, por la razón que sea, sino bajar y aplicar todo lo aprendido por el camino una vez que has coronado, a tu vida real a diario. Lo importante es el camino, los aprendizajes que haces durante el trayecto y la práctica, no solo la idea de subir o llegar.

Todo lo que aprendas durante esta andanza aplícalo y destínalo a las asperezas que tengas en tu vida o tu ira particular, y todo irá mejor. Este tipo de aventuras, subir nuestra propia montaña, nos ayuda a tratar aquello que nos ha hecho daño y nos enseña el camino hacía el perdón. La experiencia y la práctica nos enseña que la paciencia es importante y ayudará a curar heridas, recientes o de hace tiempo, así como embarcarse en una misión para curarlas. Cada uno subirá su montaña de manera diferente, con una historia y motivo diferente, pero haciéndolo se aprende a respetar y tolerar, no sólo a cada persona, y ser, sino a nuestras propias emociones y sentimientos. Y esto es respetarte y valorarte a ti mismo. Todas las emociones, hasta el ira, tienen su parte de conocimiento, y ésta puede hasta hacer de nuestro profesor o incluso mejor… ser la causa por la que escalemos la montaña.   Lo que sí es un problema, es cuando, por la razón que sea, llevamos dentro sentimientos de rabia que no han pasado por un ciclo como todos, crecer, caer, morir y transformarse en energía nueva, creativa, que permita el cambio. Si la rabia que llevas dentro no pasa por este ciclo y no se transforma, se puede convertir en un modo de vida negativo de cuánto daño nos han hecho en ella. Y por eso es tan importante la calma y la paciencia porque solo desde ella se pueden buscar soluciones creativas y aprender, no cuanto estamos inmersos en una tormenta que arrasa todo cuanto llevas dentro o tienes fuera.

¿A quien no le gustaría mirar atrás con honor a todo lo que hemos hecho? Y que salga algo bueno y positivo de los sentimientos de rabia, dolor o frustación que todos tenemos el algún momento. Me parece un acto de dignidad hacia uno mismo. Ninguno puede escapar a nuestra historia, pero sí la podemos poner en el fondo, aunque siga ahí, al final pasará y todo estará bien y en calma, no perfecto, pero bien.  Y lo bueno es que cada vez manejarás mejor todo ello, sabrás cuando pedir ayuda, cuando estar solo, cuando subir la montaña, cuando bajar, cómo aplicar lo aprendido, como liberarte de las ilusiones, vivir el presente y recordar que podemos ser fieras y generosos a la vez.

Estos traumas pasados de rabia, no es que pasen por el paso el tiempo, pasan porque se actúa de manera correcta, así pasan, y luego traen cosas buenas y creativas a tu vida.

También es cierto que cuanto más temprano trates cualquier trauma, antes te recuperas. Lo mismo que si dejas una fractura de hueso sin curar un tiempo, más tardas en recuperarte de la lesión.

Hay momentos en los que se hace necesario liberar la rabia, sobre todo cuando la ofensa es grande y atenta a tu propio ser y alma; y por suerte instintivamente cada uno sabe el momento adecuado para hacerlo; yo por lo menos siento que llevo innatamente un “apañador” de problemas dentro de mi, que sale y me ayuda siempre.

Todo esto viene porque hemos estado últimamente subiendo montañas en casa, literal ya. Hicimos la familia una excursión desde Navacerrada a Cercedilla de horas, preciosa; y recientemente Valentina coronó el pico más alto de Madrid, Peñalara.  Pensamientos a raiz de tanta montaña y subida, bajada y lo que se piensa, medita y sucede durante la aventura; al igual que en la vida.

Your montain is waiting, so get on your way! Dr. Seuss

19c0345b8838ca53ebfb76587ee3a213IMG_7295IMG_7298IMG_7296

Acerca de madretrabajadoracreativa

¡Soy una enamorada de la vida! No hay cosa que más me guste que sonreir, ser positiva, hacer reir, buscar el lado bueno y no parar de hacer cosas. Tengo cuatro hijos preciosos, tres niñas y un niño, y un marido al que adoro. Me apasiona el deporte, en especial el voleibol, el fútbol y correr. Soy muy activa, y lo que más me relaja es dar masajes y cocinar, pero dulces solo...llevo haciendo bollos y tartas desde los 11 años en casa! La moda me fascina también, no tanto seguirla, sino ver qué le sienta mejor a cada persona en un momento y situación distinta, me divierte imaginar y pensar qué le quedaría bien. Tengo buen ojo para eso y suelo acordarme mucho de las personas viendo lo que les sentaría genial! Y por supuesto viajar, me considero una persona multicultural por haber tenido la suerte de vivir en distintos países desde niña, de viajar y de tener amigos repartidos por todo el mundo. Creo que la vida son experiencias y viajar y conocer culturas distintas te abre los ojos y el corazón. Me seducía el mundo del blog por tener la oportunidad de compartir y contar trucos, novedades y vivencias con muchas personas, que a mi me han servido o me entretienen. ¡Así que allá voy! ¡A divertirme! Besos de una madre, trabajadora, activa, divertida, creativa e imaginativa. Aquí teneís mi mail para cualquier consulta: baezaana@yahoo.com Ana Baeza Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Esta entrada fue publicada en Be positive. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Your mountain

  1. Yolanda Uribe Gabarron dijo:

    Fabuloso Ana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s