Respect

photo

P1020353

foto661

No podemos ir por la vida indignados viendo faltas de respeto por todas partes. La vida es demasiado corta, ¿no crees? Prefiero intentar poner límites sutilmente para bien protegerme o no ver ofensas a mí persona. Hace mucho se batían en duelo por estas cosas; yo prefiero verlo de otra manera y ser una guerrera de la vida, no del honor.

La familia es el entorno que más impacto nos deja y ese impacto permanece en nosotros toda la vida. En nuestro hogar aprendemos muchas cosas, valores y lecciones. Uno de ellos el concepto de la falta de respeto. Para mí, el respeto es imprescindible para convivir, una cualidad que venero en todo el mundo, con la que he crecido, es un tesoro. Todos los modales que aprendemos de pequeños en casa, es una forma de demostrar respeto a los demás. Y el respeto que les das a los demás, es el respeto que te das a ti mismo.

Se me ocurrió escribir sobre la falta de respeto tras ver la reacción que tuvo en un compañero mío ante una impuntualidad. Yo soy una “enferma“ de la puntualidad y siempre me ha dado muchísima rabia esperar a los impuntuales. Y siempre he sido bastante intolerante con ellos además. Me irritaba y enfadaba yo sola porque veía una falta de respeto a mi persona.
Entre mi cruzada de intentar ver las cosas desde otro ángulo y la edad, pienso ahora de distinta manera sobre los impuntuales. Viendo lo que hacen, mi única conclusión es que no saben llegar antes. Por increíble que me parezca a mí, porque eso justo lo hago muy bien, es que no saben calcular los tiempos desde que han quedado hacia atrás para saber cuándo y cómo se deben poner en marcha. Seguro que todas las personas impuntuales lo intentan cambiar, pero les es difícil encontrar la manera, aunque salgan diez minutos antes…

Piensa que puedes hacer ante una persona así, que es reiteradamente impuntual, que todos conocemos alguna… puedes llevarte un libro, quedar con un margen de seguridad, llegar tarde tu para no esperar, citarle un poco antes de la hora que tenías en mente…etc… Pero si decido que hay falta de respeto cuando una persona llega tarde, me enfado, molesto y se complica la relación con esa amiga, familiar, compañera, etc…

¿Tiene sentido, merece la pena? Para mí ya no porque eso lo sufro yo. Así que es una cosa que he cambiado. Si la persona me merece la pena, es mi amiga, mi hermana, y la quiero, pues aguanto gustosa esa característica suya, como ella aguanta otras mías. Si aun así, no lo aguantas, siempre puedes pedir que cambie, o incluso alejarte de esa amiga, pero no te sientas herido tú por ello. Muchas veces las personas hacen lo que les sale, actúan lo mejor que pueden, como lo hacemos nosotros, y si no te gusta lo que hace y no estás cómoda, puedes poner distancia, dejar de relacionarte con esa persona o pedir que cambie, pero no vayas rabioso o indignado por la vida por ello, a eso me refiero. ¡¡Somos todos tan distintos!! Que el respeto y la falta al final son subjetivos. De hecho, ocurre a menudo que el infractor y la víctima ven las cosas de distinta manera. El que ha faltado puede que se defienda y trate de demostrar que no era no era en absoluto su intención. El respeto es vital e imprescindible, pero no te coloques fácilmente como víctima para no vivir en la indignación y el enfado.

La falta de respeto al final es un juicio mío, una creencia sobre cómo actúa otra persona y salvo que conscientemente una persona pretenda faltarte al respeto o hacerte daño, no intentaría razonar más allá y mucho menos sufrir por ello.
Prefiero que no me hagan esperar, pero si lo hacen, ten por seguro que en lugar de una falta de respeto, veré simplemente otra forma de ver la vida, de ser distinta a la mía, un fallo humano sin intencionalidad, como yo tengo otros.
Al final sentir con facilidad faltas de respeto no aporta nada de nada. Solo nos lleva hacia una vida tensa, alerta, vigilante, espinosa y molesta. ¿Para qué? Que este tipo de faltas nos quite capacidad de disfrute, no está bien. Pon límites, pero restándole gravedad al asunto.

La raíz de la palabra “respeto” (respicere: mirar) ya lo dice todo por sí sola. Respeto es la capacidad de ver a una persona tal cual es, preocuparse porque crezca y se desarrolle tal cual es. Y uno de los efectos del amor, es eso mismo, inspirar respeto cuando sientes veneración por quien amas. El amor siempre está presente y es el ingrediente esencial en nuestros valores y en nuestra vida.

Como futbolera y deportista me enorgullece que hasta la UEFA lo diga en su slogan. 🙂 Respect.

Respeta. Da respeto y recibe respeto. Si tuvieras que elegir entre tener razón y ser feliz, ¿Cuál elegirías? Si tuvieras que elegir entre tener razón y ser amable, ¿Cuál elegirías? Elije ser feliz y ser amable siempre en esta vida que en un segundo te puede cambiar radicalmente, como me ha sucedido a mi, como le ha sucedido a mi querido Jefe, como le ha sucedido a las personas y las familias que viajaban en ese avión esta semana.

Respeta. Give it to get it. Play fair in life! And enjoy it!

Ana

DAvid Luiz

respect

Acerca de madretrabajadoracreativa

¡Soy una enamorada de la vida! No hay cosa que más me guste que sonreir, ser positiva, hacer reir, buscar el lado bueno y no parar de hacer cosas. Tengo cuatro hijos preciosos, tres niñas y un niño, y un marido al que adoro. Me apasiona el deporte, en especial el voleibol, el fútbol y correr. Soy muy activa, y lo que más me relaja es dar masajes y cocinar, pero dulces solo...llevo haciendo bollos y tartas desde los 11 años en casa! La moda me fascina también, no tanto seguirla, sino ver qué le sienta mejor a cada persona en un momento y situación distinta, me divierte imaginar y pensar qué le quedaría bien. Tengo buen ojo para eso y suelo acordarme mucho de las personas viendo lo que les sentaría genial! Y por supuesto viajar, me considero una persona multicultural por haber tenido la suerte de vivir en distintos países desde niña, de viajar y de tener amigos repartidos por todo el mundo. Creo que la vida son experiencias y viajar y conocer culturas distintas te abre los ojos y el corazón. Me seducía el mundo del blog por tener la oportunidad de compartir y contar trucos, novedades y vivencias con muchas personas, que a mi me han servido o me entretienen. ¡Así que allá voy! ¡A divertirme! Besos de una madre, trabajadora, activa, divertida, creativa e imaginativa. Aquí teneís mi mail para cualquier consulta: baezaana@yahoo.com Ana Baeza Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Esta entrada fue publicada en Be positive. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s