I am a working mom

Imagen 107 foto354

Y aunque tuve la suerte y oportunidad de poder quedarme en casa dos años cuidando a mis hijos, siendo lo mejor que he hecho en mi vida, también llevo trabajando 8 años teniendo niños y sé que en ambos casos los sacrificios son enormes. Si mencionas las palabras “trabajo – casa – niños – armonía” en un cuarto lleno de madres de todo tipo, estoy segura de que oiríamos una mezcla de risas semi histéricas, bostezos y miradas incrédulas….no es fácil encontrar un equilibrio entre todas nuestras necesidades y responsabilidades, lo bueno es que somos madres y tenemos por ello un don y una fuerza especial.

Sé que todas las madres trabajadoras lo hemos escuchado esto alguna vez en nuestra vida:  “Me quedo en casa porque no quiero que otras personas críen a mis hijos”. A pesar de que fue lo mejor que he hecho en mi vida, quedarme con ellos ese tiempo, también tengo que decir que las madres trabajadoras criamos a nuestros hijos también. Que seguimos siendo full-time moms, trabajemos o no. Por suerte, la maternidad es una conexión de por vida con nuestros hijos, más allá de atender las necesidades físicas de un recién nacido. Y esto lo pude comprender cuando con Valentina, mi primer bebé, empecé a trabajar cuatro meses y medio después de dar a luz. Me costó muchísimo, pero a pesar de ello, no dejé se sentirme full-time mom y vi que mi conexión con ella, a pesar de las horas fuera, no desaparecía por mucho que otras personas se encargarán de sus necesidades físicas y por suerte para mí también de las emocionales al quedarse con mi familia y personas que la quieren.

Lo que quiero decir es que he estado en ambos casos, pero que en ninguno de ellos he dejado de ser madre todo el tiempo y en ninguno de los casos te debes de sentir culpable. No podemos sentirnos culpables por compaginar nuestra labor profesional con la maternidad, por salir un día a una cena romántica, o a correr, o simplemente a sentarte un rato en el sofá a leer tranquila. Si tú estás contenta y te sientes plena, eso es lo que transmitirás a tus hijos y tus hijos serán más felices si su madre se siente completa y realizada. Nunca olvides tu valía, méritos y virtudes aparte de ser madre, que tenemos muchas. Piensa en todas ellas, se te ocurrirán muchísimas.

Si eres madre, jamás dejas de serlo, trabajes o no, estés sola o no, a eso me refiero. Y como leí ayer que dijo el Papa Francisco: “No hay madres solteras, existen madres. Ser madre no es un estado civil”. Por supuesto que pasar más tiempo con ellos no tiene precio y sigo pensando que es un honor poder hacerlo, pero las madres que trabajamos, seguimos inculcándoles valores, los seguimos educando y criando, los seguimos acostando por la noche y dándoles un beso, seguimos haciendo la colada, dándoles baños, jugando con ellos, leyéndoles libros, dándoles cariño y amor, enseñándoles a comportarse, llevándoles de compras y en definitiva los vamos moldeando igual para convertirse en adultos. Y lo que ellos más valoran es que cuando estamos con ellos, les dediquemos toda nuestra atención al cien por cien. Y tan importante es intentar alimentar la comunicación y que ellos te hablen de todo con confianza.

Una mujer puede ser madre y aportar a su familia de todo además de disfrutar de los beneficios y estímulo que le produce trabajar. Por supuesto que puede y eso hacemos todas las que trabajamos. Si tienes cualquier atisbo de oportunidad de pasar más tiempo con tus hijos, hazlo, pero si trabajas, por la razón que sea, que nunca se te olvide que también crías a tus hijos y que jamás dejas de ser madre las 24 horas del día. Con la cantidad de responsabilidades, exigencias, roles que cumplir, la madres lo tenemos complicado, más que nunca, para “triunfar” hoy en día como mujer, esposa y madre. Por eso, no valores tu capacidad como madre en función del tiempo que pasas con ellos, sino por la calidad de la atención que les dedicas y el lazo de unión que creas con ellos.

Muchas veces las personas mezclan los aspectos físicos de criar un niño con los afectivos. Yo misma como madre quería hacerlo todo yo a mis hijos cuando eran bebés, quitarles cada caca, estar pegados a ellos cada minuto desde que se levantan hasta que se acuestan, y sufría por ello si no lo hacía, necesitaba estar ahí el 100% del tiempo creía que era mi deber y además quería hacerlo. Lo bueno que aprendí con Valentina cuando trabajaba y ella era bebé y no pude estar el 100% de mí tiempo con ella, es que muchas de las cosas que hacían por mí eran las físicas, como cambiarla pañales, acostarla en la cuna, darle el biberón con mi leche…todas estas cosas son importantísimas, pero la crianza constituye muchísimo más que esto. Parece que cuando nos referimos a criar solo lo aplicamos a cuando son bebés, pero les criamos de por vida y somos madres de por vida. Por suerte pude hacer todo esto con mi segundo y tercera hija estar el 100% de mi tiempo con ellos, pero criar, los he criado a los cuatro por igual, a pesar de ello.

Dentro de las mejores compañías para madres trabajadoras, he leído que está Procter & Gamble (donde trabajó mi padre casi toda la vida) y me ha hecho ilusión. El 40% son mujeres y disponen de horarios flexibles e innumerables ventajas para el cuidado de las familias. ¡Bravo P&G!

Al final tanto las madres que trabajan fuera de casa como las que trabajan en casa, hacen grandes sacrificios. Lo importante es amar a tus hijos incondicionalmente, que es lo natural que nos sucede, y luego simplemente, hacerlo lo mejor que puedas, mantente sana, ten sentido del humor y ríete todo lo que puedas. Y nunca dejes de tomar vino. 🙂

¡¡Bravo por todas las madres del mundo!!

Ana

yo y adri smiling con Adriana bebe

Acerca de madretrabajadoracreativa

¡Soy una enamorada de la vida! No hay cosa que más me guste que sonreir, ser positiva, hacer reir, buscar el lado bueno y no parar de hacer cosas. Tengo cuatro hijos preciosos, tres niñas y un niño, y un marido al que adoro. Me apasiona el deporte, en especial el voleibol, el fútbol y correr. Soy muy activa, y lo que más me relaja es dar masajes y cocinar, pero dulces solo...llevo haciendo bollos y tartas desde los 11 años en casa! La moda me fascina también, no tanto seguirla, sino ver qué le sienta mejor a cada persona en un momento y situación distinta, me divierte imaginar y pensar qué le quedaría bien. Tengo buen ojo para eso y suelo acordarme mucho de las personas viendo lo que les sentaría genial! Y por supuesto viajar, me considero una persona multicultural por haber tenido la suerte de vivir en distintos países desde niña, de viajar y de tener amigos repartidos por todo el mundo. Creo que la vida son experiencias y viajar y conocer culturas distintas te abre los ojos y el corazón. Me seducía el mundo del blog por tener la oportunidad de compartir y contar trucos, novedades y vivencias con muchas personas, que a mi me han servido o me entretienen. ¡Así que allá voy! ¡A divertirme! Besos de una madre, trabajadora, activa, divertida, creativa e imaginativa. Aquí teneís mi mail para cualquier consulta: baezaana@yahoo.com Ana Baeza Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Esta entrada fue publicada en Family. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a I am a working mom

  1. como siempre: impecable! Amen!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s