¿Cómo te lo has pasado?

IMG_4511 edu y yo

Para mí es la única pregunta que los padres deben hacerles a sus hijos después de un partido.

Más o menos a partir de los 7 años los niños se introducen en el duro mundo de la competición deportiva y los padres demasiado a menudo, no saben estar a la altura.

Un niño debe ser feliz practicando un deporte, ya sea fútbol, voleibol o el que sea.  Y cuando lo practique, más allá de rendir, tiene que disfrutar con sus compañeros. Así es como lo veo yo.

Los niños necesitan un refuerzo positivo de sus padres, no que sean sus entrenadores. Me gusta mucho observar a los padres cuando voy a los entrenamientos y partidos de mis hijos y la verdad que es un espectáculo que nunca me deja indiferente. Hay cada uno digno de ver, con tal pasión lo viven, que son incapaces de controlarse y no entienden que se puede ver el partido de fútbol de su hijo sin decir tacos delante de sus otros hijos pequeños. La mayoría no llevan reloj y piden la hora al árbitro sin cesar….Las madres por lo general se juntan en grupo y charlan sin prestar demasiada atención, pero la que es forofa de verdad, ¡puede llegar a dar miedo! Hay algunos machacones, que se ensañan con un error y ya están todo el partido machacando con el mismo desacierto. Y la gran mayoría no parece darse cuenta que dar a su hijo directrices contrarias a las que les da su entrenador no es saludable para él  y le creará una confusión e inseguridad enorme.

La mala actitud de los padres es muy dañina en sus hijos, que están en proceso de maduración.  Un padre es la figura clave en su enseñanza, el espejo donde se mira su hijo y esto hay que tenerlo grabado a fuego, somos su modelo de conducta.

Después de observar y ver de todo un poco, las conclusiones que he sacado son varias….

¡Acompaña a tus hijos a sus partidos! Eso es maravilloso, pero como un mero espectador que anima, no eres el entrenador, ya tendrás tiempo en casa de hablar sobre el partido de manera constructiva. Apoya y anímale sin pensar que va a llegar lejos y apóyalos a todos por igual, tanto al que es bueno, como al que no lo es tanto. Estate bien orgulloso juegue como juegue y házselo saber. Si tu hijo es bueno, controla su vanidad, si no lo es tanto, inúndale de ánimos y motivaciones, destacando lo que hace mejor. Pero hagas lo que hagas como un padre o madre de un niño que acaba de jugar un partido, pregúntale si se lo ha pasado bien; porque cómo te diga que no, algo estás haciendo mal.

Son muchísimas las cualidades y valores que los niños aprenden haciendo deporte, que emplearán en el día de mañana y a lo largo de toda su vida. Valores como el esfuerzo, el trabajo en equipo, el respeto, el espíritu de equipo y de sacrificio, el juego limpio, etc… y éstos son valores que deben predominar en las palabras y gestos de los padres en un campo o polideportivo. Cuando un padre menosprecia o insulta al rival, al árbitro, al entrenador o incluso a su propio hijo, está tirando estos valores por los suelos. Hay que recordar que el primer interesado en jugar bien es el niño, que no se equivoca a posta, se equivoca porque es humano, es un niño y está aprendiendo y sobre todo porque el error forma parte del aprendizaje. Los padres que machaquen a su hijo por errores, crearán un niño inseguro, con falta de confianza, cobarde que dejará de atreverse a hacer cosas tanto dentro de un campo como en la vida.

Un niño lo que tiene que ser es feliz y como la felicidad llega desde el interior, un padre debe cultivar valores en él. La felicidad no es algo que le puedas dar a tu hijo como un regalo, es algo que le puedes enseñar mediante recursos internos que puedan utilizar a lo largo de su vida. Y en esta etapa de comienzo de partidos en equipo y deporte individual necesitan tu apoyo, tu ejemplo, tu constancia, tu ánimo y motivación porque es crucial para su desarrollo futuro.

Ahora estoy leyendo “Open” la autobiografía de André Agassi y escribiré sobre ella más adelante porque es realmente una historia fascinante, sincera e inspiradora a la vez que espeluznante, de un padre que diseñó la vida de su hijo mucho antes de salir de su cuna y la batalla interna que le creó, marcando su vida entera.

Acabo con esta cita de William Martin que me encantó desde que la leí por primera vez:

Do not ask your children
to strive for extraordinary lives.
Such striving may seem admirable,
but it is the way of foolishness.
Help them instead to find the wonder
and the marvel of an ordinary life.
Show them the joy of tasting
tomatoes, apples and pears.
Show them how to cry
when pets and people die.
Show them the infinite pleasure
in the touch of a hand.
And make the ordinary come alive for them.
The extraordinary will take care of itself.”

William Martin

 “No digas a tus hijos que luchen

por tener una vida extraordinaria.

Esa lucha puede parecer admirable,

Pero es un camino ridículo.

Ayúdales en cambio a encontrar la maravilla

Y milagros de una vida ordinaria.

Enséñales el placer de degustar tomates,

Manzanas y peras.

Enséñales a llorar cuando se muere una mascota

O una persona.

Enséñales el placer infinito al alcance de su mano.

Y haz que lo ordinario tome vida para él.

Lo extraordinario ya lo hará por sí solo.

 SENCILLAMENTE MARAVILLOSO

Acerca de madretrabajadoracreativa

¡Soy una enamorada de la vida! No hay cosa que más me guste que sonreir, ser positiva, hacer reir, buscar el lado bueno y no parar de hacer cosas. Tengo cuatro hijos preciosos, tres niñas y un niño, y un marido al que adoro. Me apasiona el deporte, en especial el voleibol, el fútbol y correr. Soy muy activa, y lo que más me relaja es dar masajes y cocinar, pero dulces solo...llevo haciendo bollos y tartas desde los 11 años en casa! La moda me fascina también, no tanto seguirla, sino ver qué le sienta mejor a cada persona en un momento y situación distinta, me divierte imaginar y pensar qué le quedaría bien. Tengo buen ojo para eso y suelo acordarme mucho de las personas viendo lo que les sentaría genial! Y por supuesto viajar, me considero una persona multicultural por haber tenido la suerte de vivir en distintos países desde niña, de viajar y de tener amigos repartidos por todo el mundo. Creo que la vida son experiencias y viajar y conocer culturas distintas te abre los ojos y el corazón. Me seducía el mundo del blog por tener la oportunidad de compartir y contar trucos, novedades y vivencias con muchas personas, que a mi me han servido o me entretienen. ¡Así que allá voy! ¡A divertirme! Besos de una madre, trabajadora, activa, divertida, creativa e imaginativa. Aquí teneís mi mail para cualquier consulta: baezaana@yahoo.com Ana Baeza Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte
Esta entrada fue publicada en Family. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s